Saltar al contenido

Vivimos un contexto sociopolítico complicado. Tras el ciclo de concienciación que respondió al periodo más agudo de recortes en la crisis, y con la agradable excepción del movimiento feminista, conocemos un tiempo de reflujo en la movilización, de nuevo con escasas y sectoriales convocatorias, incapaces de incidir en el desánimo imperante.

Apoyados por el viento a favor que sopla en el globo y las empresas de comunicación, los poderosos están planteando abiertamente graves retrocesos en libertades y derechos. Incluso, la Patronal ha presentado su plan 'Cantabria 2030', para guiar el desarrollo de la Comunidad, y su presidente ha dado el paso de presentarse candidato.

Entendemos que es momento de encontrarnos, incidir en lo que tenemos en común y apoyarnos mutuamente. Al margen de dinámicas electoralistas, que tienen otros ritmos e intereses, tenemos que ser capaces de enfrentar como pueblo la realidad que nos toca vivir.

Queremos impulsar la creación de un programa colaborativo entre los movimientos sociales cántabros, que nos permita también incidir desde abajo en el debate electoral que lo va a copar todo, pero sobre todo que nos dote de un referente común para articular una unidad de acción que haga posibles movilizaciones plurales, capaces de enfrentar y desbordar lo que nos viene, de reclamar lo que es justo en nuestra tierra.

Por ello, os invitamos a participar en las reuniones en Santander o Torrelavegapara recoger las propuestas básicas que, incluso en el contexto de una autonomía de economía capitalista como la actual, pudieran y debieran aplicarse para mejorar las condiciones de vida de la gente. Nadie las conoce mejor que los colectivos que trabajamos en los distintos ámbitos sociales, vecinales, laborales, culturales, medioambientales, etc.

El movimiento 'Cantabria No Se Vende' desarrollará el sábado 9 de marzo una jornada sobre el fuego en los montes de Cantabria, que comenzará a las 10:30 en Tezanos con una visita a una granja de productores locales en ecológico, continuará con una ruta por el nacimiento del río Pisueña y tendrá como eje principal la mesa-redonda que se desarrollará a las 17 horas en el Ayuntamiento de Selaya.

La enquistada problemática existente con los fuegos en los montes de Cantabria debe afrontarse ya y hacerlo desde el territorio, con diálogo de todas las partes y voluntad de encontrar acuerdos viables.

Por ello, desde CNSV hemos organizado una jornada en la comarca pasiega, que comenzará a las 10:30 horas con una visita a la Granja ecológica La Sierra, en Tezanos de Villacarriedo, con el objetivo de conocer y poner en valor la producción local de ganaderos en extensivo que cuidan el medio desde hace generaciones.

Seguidamente, comenzaremos una ruta accesible hasta el nacimiento del río Pisueña, en la que podremos apreciar el paisaje, la naturaleza y los modos de vida tradicionales, asociados a las cabañas pasiegas que visitaremos.

Tras la comida (17) horas, desarrollaremos en el salón del Ayuntamiento de Selaya una mesa-redonda, en la que hemos tratado de juntar todas las voces que conocen y deben implicarse en buscar soluciones a la problemática de los incendios forestales. Contaremos como ponentes con Virginia Carracedo (de la Universidad de Cantabria) para compartir sus estudios sobre incendios forestales en Cantabria, Marta García Martínez (Val del Mazo) para dar voz al colectivo ganadero, Felipe González (SEO/Birdlife Cantabria) por parte de los ambientalistas, un representante de los bomberos forestales de la BRIF que hacen las labores de extinción y otro de la Administración, aún por confirmar y siempre que la actual situación de riesgo lo permita.

Esperamos que la jornada sirva para encontrar soluciones de una vez por todas entre todas las partes, a la enquistada problemática de los incendios forestales, que daña un patrimonio humano, natural y económico que es de todos los cántabros, especialmente de quienes habitan en él desde hace generaciones.

El Gobierno renuncia a declarar las Mascaradas Rurales de Invierno como BIC Etnográfico

El Estatuto de Autonomía de Cantabria establece que las instituciones públicas tienen como deber "la defensa y protección de los valores culturales del pueblo cántabro".

Pues cuando no rellenan una bolera, aprueban un currículo educativo sin contenidos propios, llenan de adosados de morfología marciana un pueblo o deniegan proteger el patrimonio lingúístico o las Mascaradas Rurales de Invierno.

Eso sí, para toros, McDonalds y ferias de abril, que no falte.

Y esto los "regionalistas", los "progresistas" y los "conservadores". Los "ciudadanos" si pueden nos anexionan a Castilla.

Madrazo, Lobete, Beivide y Molleda debatirán sobre ‘Cultura e identidad para la Cantabria del S. XXI’ este sábado en Santander

Cantabria No Se Vende (CNSV) arranca esta semana su foro de debate ATENEO CÁNTABRO, en el que junto a diversos colectivos sociales, se debatirán aquellas cuestiones  que afectan a nuestra comunidad desde distintos aspectos: medio ambiente, cultura, identidad, economía, derechos laborales, feminismo e igualdad.

La primera jornada, que tendrá lugar el próximo sábado a las 19:30 en el espacio sociocultural L’Asubiu de Santander lleva por título “Cultura e Identidad para la Cantabria del siglo XXI”.

Allí se abordarán cuestiones como el propio significado de “ser cántabras y cántabros” o el encaje de una identidad propia en la actual realidad social, Se propone asímismo debatir acerca de si en la era de la globalización en que vivimos aún hay espacio para nuestra propia cultura.

Intervendrán Pedro L.Madrazo, de ADIC  (la Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria, histórico colectivo en el germen de la reivindicación de la autonomía, organizadores de actividades ya emblemáticas como el Día Infantil de Cantabria); Daniel Lobete, de Alcuentru, colectivo que organiza cursos de cántabro, entre otras actividades; Alberto M. Beivide, de Etnocant (que trabaja en la divulgación de labores tradicionales) y Raúl Molleda. Modera Kiara Brambilla, activista feminista y LGTBI en colectivos como MUJOCA, ALEGA o CERNÉGULA.

La cita es en L’Asubiu, un espacio que se encuentra en Castilla-Hermida, centrado en la recuperación de la identidad tradicional, con la mirada puesta en Santander y su historia marinera, pero también en el conjunto de la comunidad, además de acoger acciones como los cursos de cántabro, talleres sobre música tradicional, y actividades volcadas hacia el barrio, como las que organizaron en navidades o reyes.

 

El Ateneo Cántabro de CNSV inicia su actividad este sábado con la mesa redonda ‘Cultura e Identidad para la Cantabria del siglo XXI’

El espacio social y cultural L’Asubiu, en la Plazoleta (Plaza Dioniso Ridruejo) de la calle Marqués de la Hermida, en Santander, acogerá este sábado 20 de enero desde las 19:30 horas la primera mesa redonda del ‘Ateneo Cántabro’. Bajo el título ‘Cultura e Identidad para la Cantabria del siglo XXI’, la jornada reunirá a varios miembros de los movimientos sociales cántabros dispuestos a asumir el difícil reto de dibujar nuestro horizonte.

Nuestra compañera Kiara Brambilla, activista feminista y por los derechos del colectivo LGBT, estará al frente de la moderación de este evento en el que buscamos, además, contar con la participación de las y los asistentes, conociendo así sus inquietudes y apreciaciones sobre esta realidad.

La cita contará con Alberto M. Beivide, de Etnocant, quien ha realizado numerosos trabajos de campo sobre nuestra cultura popular, y centrando su intervención en la salud de la que goza nuestra identidad, y de si lo tradicional está condenado a desaparecer según lo hacen las formas de vida a las que estaba asociado.

Por su parte, el docente Daniel Lobete, de Alcuentru, planteará si la escuela cántabra enseña a nuestros jóvenes también lo local, además de reflexionar sobre la diversidad interna de nuestra cultura.

Del mismo modo, el miembro de ADIC Pedro L. Madrazo expondrá el papel de las instituciones públicas y nos acercará su reciente estudio sobre los oficios tradicionales de Cantabria, valorando su contribución a la economía del país.

El cuarto ponente será Raúl Molleda García, que desentrañará los intereses que se esconden detrás de determinadas políticas de aculturación que el pueblo cántabro viene sufriendo.

Además, pondremos sobre la mesa cuestiones que suscitan debate como la legitimidad de inventar nuevas tradiciones, la tensión que se produce en ocasiones entre el tradicionalismo y la generalización de sensibilidades-enfoques como pueden ser el feminismo o el animalismo, la asociación de lo cántabro con lo paleto-inculto o la búsqueda de nuevas herramientas para el registro y la transmisión de nuestra identidad.

Desde Cantabria No Se Vende consideramos más necesario que nunca afrontar un debate como este frente a la continua puesta en cuestión de la legitimidad de la identidad cántabra, y como respuesta a la dejadez en la protección de nuestro patrimonio de la que hace gala el Gobierno autonómico.

Ya sea eliminando las boleras de nuestras ciudades y pueblos, aprobando un currículum educativo sin contenidos propios, negándose a proteger el patrimonio lingüístico o, como vimos esta misma semana, las mascaradas rurales de invierno, nuestras instituciones incumplen continuamente su compromiso con la defensa y protección de los valores culturales del pueblo cántabro reflejados en nuestro Estatuto.

Ante esta situación, queremos escuchar lo que cántabras y cántabros tienen que decir, poniendo en común nuestra visión sobre la identidad de este pueblo y su futuro para los próximos años.