Saltar al contenido

💢 Ya tenemos distribuidas por todas las comarcas cántabras las bolsas de tela en apoyo al comercio local.

Son de comercio justo y están serigrafiadas en Cantabria. Elaboradas con algodón orgánico y poliéster reciclado, de buena calidad y bastante capacidad (4 L). El precio es de 5 euros que irá destinado a la Red Cántabra de Apoyo Mutuo.

 

La presente edición del curso de cántabro que organiza cada año la asociación cántabra Alcuentru ha superado todas sus expectativas con la matriculación de 323 alumn@s en poco más de una semana. Las personas responsables del curso, que comenzó el pasado martes en modalidad no presencial, han decidido ampliar el periodo de matriculación del mismo hasta el próximo martes 13 de octubre dado que continuaban recibiendo solicitudes de matrícula pese a que el plazo ya se había cerrado.

La iniciativa, que no recibe ningún tipo de subvención ni apoyo de la Administración, se centra en la defensa del patrimonio lingüístico de Cantabria , reconocido por la UNESCO, frente al abandono que éste sufre por parte de las instituciones.

Quienes estén interesad@s en ello pueden inscribirse a través del correo electrónico de Alcuentru o poniéndose en contacto con la organización a través de sus redes sociales.

https://www.eldiariocantabria.es/articulo/cantabria/arranca-curso-cantabru-323-alumnos-matriculados/20201008195244084234.html

CNSV denuncia la emigración forzada a la que se ven sometidos miles de cántabros cada año.

Queremos denunciar una problemática que observamos año tras año, cuando toca despedirse de amigos, familiares que se ven forzad@s a marchar de nuestra tierra para poder estudiar y/o trabajar. Hay una tremenda falta de oportunidades formativas y laborales para l@s cántabr@s.

Much@s estudiantes tienen que irse ante la escasa oferta académica pública, sobretodo en el ámbito de las ciencias sociales, las humanidades y las artes.

Así, esta carencia de políticas centradas en garantizar un futuro digno, hace que se tenga que buscar trabajos relacionados con la formación cursada y con unas condiciones laborales decentes fuera de Cantabria. La situación de la juventud es especialmente alarmante, y es que casi el 60% de las jóvenes cántabras en edad de trabajar se encuentran en paro, mientras que las perspectivas de las que sí trabajan, muchas veces, contemplan la precariedad como constante en sus empleos: contratos temporales, salarios muy bajos, horas extra no pagadas, sin días libres,...

Por todo esto, planteamos que nuestros gobernantes tan sólo nos dejan 3 opciones: exilio, paro o precariedad. También reivindicamos un futuro digno para l@s cántabr@s en su tierra, la posibilidad de construir, aquí, una vida que merezca la pena ser vivida.

¿Eres una de las personas que ha tenido que irse de Cantabria por motivos académicos y/o laborales? ¡Anímate a escribirnos una postal!

Puedes contarnos por qué marchaste de Cantabria, por qué quieres volver, qué necesitarías para poder hacerlo, qué echas más de menos,... También puedes aprovechar y mandar afecto a personas en la misma situación que tú o cariño a amig@s y familiares.

Nos gustaría dar altavoz a las inquietudes, vivencias, reflexiones o reivindicaciones de todas y cada una de las personas que estáis lejos de casa.

Puedes escribir tu testimonio a modo de reivindicación, reflexión y/o muestra de afecto mediante una postal física, desde los lugares de residencia de cada un@ (puedes enviarla a esta dirección: C/ Jesús de Monasterio, 25, 2º dcha. 39008, Santander) o virtual, y hacérnosla llegar vía redes sociales (aquí puedes descargarla: https://drive.google.com/file/d/1cfY9onspcUO4B78m4zgrf7_nuB4pzKn8/view?usp=sharing ).

 

La Renovera es un proyecto alternativo de alimentación surgido tras la estupenda acogida que tuvo la iniciativa de las cestas de apoyo a los productores y productoras cántabros que la Red Cántabra de Apoyo Mutuo desarrolló durante el confinamiento.

El proyecto, que ya está en marcha, es una cooperativa de productores/as de Cantabria que, semanalmente, hace reparto de alimentos locales y de calidad por toda nuestra comunidad autónoma.

La oferta incluye diversas cestas con productos de nuestra tierra: verduras, carne, quesos, bebidas,... cuyos precios varían desde los veinte a los ochenta euros.

El reparto se hace cada semana a domicilio aunque también cuentan con tres puntos de recogida en Santander (La Vorágine), Torrelavega (DLibros) y Laredo (Rangoli).  Disponen de página web y también podéis encontrarles en las redes  sociales donde podréis ver los productos de consumo sostenible que ofertan, qué productores componen la cooperativa, cómo solicitar las cestas y toda aquella información que podáis necesitar.

Desde CNSV os recomendamos acercaros a esta iniciativa que esperamos sea la primera de muchas dentro de un modelo de consumo donde prime la calidad del producto, la sostenibilidad de su elaboración y el desarrollo cooperativo de nuestra gente. Estamos seguras de que será un éxito y entre todas lo haremos posible.


Defender nuestro patrimonio material e inmaterial es cosa de tod@s.

La asociación Alencuentru inaugura el próximo mes una nueva edición de los cursos de cántabro (nivel básico) que vienen realizando desde hace algunos años y que en esta ocasión no será presencial. La inscripción está abierta hasta el próximo 6 de octubre. Si estás interesad@ escríbeles al correo alcuentrucantabria@gmail.com o llama al número de teléfono que aparece en la imagen.

 

Tras muchas movilizaciones de la sociedad civil cántabra contra el despropósito de la construcción del espigón en la playa de La Magdalena durante el año pasado y principios de éste, paralizadas desde el inicio de la pandemia, hemos conocido recientemente que se ha abierto el trámite administrativo que expedienta la iniciativa de la alcaldía. Pese al rechazo que generaba por el ataque medioambiental que suponía un proyecto que no aportaba solución alguna al problema, una empresa cercana a la alcaldesa de Santander levantó dicho espigón, desoyendo los argumentos de los expertos y las protestas de la gente. Pero el tiempo nos ha dado la razón y el Ministerio de Medio Ambiente ha abierto el proceso administrativo para su retirada. Una vez más queda demostrado que la denuncia y la lucha por defender nuestra tierra tiene sentido y es imprescindible.

https://www.elfaradio.com/2020/09/18/costas-abre-el-expediente-para-retirar-los-espigones-de-la-magdalena/

Gracias a tod@s por no ceder.

Aún hay aún mucho por defender, no nos olvidamos del macropuerto de San Vicente de la Barquera. Seguimos.

1

Los gobernantes se comportan como títeres de la patronal, especialmente este verano de la hostelera, anteponiendo su beneficio al interés general, con graves consecuencias sociales, económicas, medioambientales... y también para la salud.

A comienzos del mes de junio Cantabria entraba en la fase 2 de la desescalada, con libertad de movimientos por toda la comunidad. Entonces, Revilla afirmaba que "la pandemia la tenemos vencida, el bicho está chamuscado” y defendía adelantar la apertura de fronteras al turismo para "salvar el verano". Desde CNSV emitimos un comunicado en el que advertíamos que estas medidas serían contraproducentes para la población en el medio plazo e instábamos a apostar por el turismo interno.

El 19 de junio, la situación sanitaria estaba relativamente controlada, cumpliendo un mes sin fallecimientos relacionados con la Covid-19: 37 positivos registrados y únicamente 3 personas hospitalizadas. A 31 de agosto, según los datos del mismo Gobierno autonómico que saca pecho por las cifras de ocupación turística, la situación se ha descontrolado totalmente, con dos fallecimientos la semana pasada, más de 1100 enfermos y 10 veces más personas hospitalizadas.

Es evidente que los diferentes gobiernos han antepuesto en sus normativas el beneficio de la patronal a criterios sanitarios y sociales. Cuando desde la Red Cántabra de Apoyo Mutuo transmitíamos la normativa vigente, la gente cuestionaba por qué se clausuraban mercados al aire libre mientras abrían las grandes superficies, qué sentido tenía condicionar ir al monte a pagar una empresa de tiempo libre o por qué las medidas se volvían permisivas en el consumo hostelero. La reapertura de la finca del faro de Ajo estos días, tras pasar todo el verano cerrada “debido al coronavirus”, es el último ejemplo que demuestra que las medidas no siempre ponen la vida en el centro. ...continúa leyendo "CNSV denuncia las graves consecuencias de imponer el interés de la patronal turística sobre el general"

Trata así de tejer un paraguas cooperativo que pueda aglutinar proyectos económicos diversos frente a la crisis 

La Red Cántabra de Apoyo Mutuo surgió con el confinamiento, a iniciativa del movimiento Cantabria No Se Vende, para organizar una respuesta colectiva a la situación provocada por la pandemia. Desde su puesta en marcha, gracias al trabajo de un voluntariado que se apuntó por cientos, ha ido tratando de dar respuesta a las necesidades cambiantes de la sociedad.

Ahora, ante la crisis y el incremento del paro, pretende crear una red que integre iniciativas económicas de todo tipo, “desde una huerta o una granja, hasta una empresa de tiempo libre, pasando por cualquier actividad artesanal, comercial, hostelera, de transporte, cultural, relacionado con la información y la comunicación…”. Todo, ya sea un proyecto de amplia trayectoria o que pueda crearse expresamente a partir de ahora, tendrá cabida en la Red Cántabra de Iniciativas Económicas Sociales, siempre y cuando se identifique con un marco común.

En primer lugar, se trata de que estas iniciativas económicas compartan un horizonte “hacia una sociedad democrática, con derechos, sostenible, autogobernada, diversa”. También, que en coherencia con esto, se asuma un compromiso de buenas prácticas en materia de derechos laborales, cuidado medioambiental, fomento de nuestra identidad y respeto a la igualdad.

La idea es contribuir a una economía colaborativa y de cercanía, donde se compartan recursos y se generen sinergias entre los distintos proyectos, retroalimentándose mutuamente. Finalmente, además de producir empleo, bienes y servicios, un porcentaje de lo generado revertirá en nuestra propia sociedad.

De esta forma, los consumidores conscientes de Cantabria tendrán una red de empresas diversas a las que recurrir, que sabrán que comparten y practican una serie de principios, y que además contribuirán a causas sociales con sus beneficios.

Las iniciativas económicas que participen, por su parte, obtendrán también visibilidad, apoyo mutuo y una asesoría común.

Esta Red Cántabra de Iniciativas Económicas Sociales, que tomará forma de cooperativa, se denominará Duju, término cántabro para referirse a las colmenas donde anidan y trabajan las abejas. Se puede contactar para cualquier cuestión a través del correo coopera@dujucoop.org, en la web dujucoop.org y en las redes sociales.

Dentro de la campaña #YoNOComproApartheid, lanzada cuando se cumplían 10 años del Dictamen del Tribunal de La Haya contra el Muro construido ilegalmente por Israel en Palestina, se presentó el sello Espacio Libre de Apartheid Israelí (ELAI). Con ello, se quiere apoyar la creación, en nuestros barrios, pueblos y ciudades, de espacios comerciales, culturales, políticos, deportivos, académicos y sociales del Estado español que se niegan a colaborar con —o apoyar por pasiva— el sistema colonial y de apartheid israelí. La ocupación de Palestina por el Estado de Israel se inició oficialmente en 1948, es decir, hace ya 66 largos y cruentos años, y constituye, por lo tanto, una de las injusticias políticas más largas de la historia.

Espacio Libre de Apartheid Israelí (ELAI)

Sello Espacio Libre de Apartheid Israelí (ELAI).

Con este sello, que se enmarca en la campaña de solidaridad ciudadana global, no violenta y antirracista de Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) contra el Apartheid israelí, queremos formar islas de conciencia política e ir consolidando Espacios Libres de Apartheid Israelí en diferentes lugares del Estado español. La campaña BDS nace en el año 2005 en el seno de la sociedad civil palestina, con la publicación de un manifiesto firmado por casi 200 organizaciones sociales, ONG, partidos y sindicatos, tomando como referente la campaña internacional de boicot contra el Apartheid sudafricano, que fue fundamental para acabar con ese régimen racista.

La sociedad civil internacional ha recogido el guante lanzado desde Palestina para extender la campaña por todo el planeta, devolviéndonos a una solidaridad de tipo político, que busca ir al núcleo del problema y combatirlo. De esta manera, se trata de apoyar la lucha del pueblo palestino por sus derechos humanos, así como el derecho a la igualdad y a la autodeterminación. El movimiento BDS persigue:

  1. El fin de la ocupación de Cisjordania, Jerusalén Este y Franja de Gaza, territorios ocupados ilegalmente por Israel en 1967.
  2. El derecho al retorno de los 7,5 millones de refugiados y refugiadas palestinas que no pueden volver a Palestina.
  3. El reconocimiento de la igualdad de la ciudadanía árabe-palestina dentro de Israel.

En el centro del problema está el sionismo: el proyecto político de construcción de un estado exclusivo para personas judías en Palestina que, desde sus inicios, se desarrolla mediante la ocupación y colonización de territorios palestinos, la separación de los colonos judíos de la población palestina autóctona, la expulsión de esta población fuera de Palestina, o bien su subyugación y su eliminación física. El sionismo define a Israel como un estado que sirve a una parte de su ciudadanía (en contra de otra) y vincula de manera ilusoria y directa la construcción de Israel a la destrucción del pueblo palestino.

El último y sanguinario ataque lanzado por Israel contra la Franja de Gaza durante el verano de 2014, que ha causado la muerte de más de 2.190 personas, de las cuales 527 eran niños y niñas, destruyendo al tiempo miles de casas e infraestructuras civiles (incluyendo hospitales, escuelas y refugios de la ONU), es una demostración más que evidente de ese proyecto político. También lo es la ampliación y consolidación de la ocupación israelí en Cisjordania y Jerusalén Este, a través de las colonias, el muro, los checkpoint, etc. La economía israelí se construye sobre la base de negar la economía palestina. Es una economía de ocupación y apartheid.

Mapa de la destrucción de Palestina.

Mapa de la destrucción de Palestina.

En el campo económico, la campaña BDS ha obtenido éxitos importantes. Debido a la presión internacional, la empresa Veolia tuvo que abandonar el proyecto de construcción de un tranvía israelí en territorio palestino. En el ámbito agroalimentario, la empresa exportadora de productos agrícolas Agrexco tuvo que ser liquidada y remplazada por otra exportadora pública israelí llamada Mehadrin. Otro ejemplo es el de Mekorot, empresa israelí que suministra agua a las colonias ilegales ubicadas en los Territorios Palestinos Ocupados, que vio suspendidas sus relaciones con la mayor empresa holandesa de aguas, Vitens, por este motivo. En el ámbito de las desinversiones, los fondos de pensiones de Noruega y Holanda retiraron las inversiones que tenían en empresas y bancos israelíes por su complicidad con las colonias en territorio palestino. Estos casos nos demuestran que la campaña está teniendo resultados.

En Europa, las empresas productoras, mayoristas e importadoras tienen la obligación de informar a los comerciantes sobre el lugar de origen de los productos. Muchas veces, la etiqueta «fabricado en Israel» es utilizada por productores y exportadores israelíes en fraude de ley, para comercializar productos fabricados o cultivados en las colonias israelíes en territorio palestino ocupado. La ilegalidad de estas colonias ha llevado al gobierno español a alertar, en junio de 2014, a la ciudadanía y empresas españolas de los riesgos legales, económicos y de imagen que entrañan las actividades económicas y financieras con estos asentamientos. En tal contexto, al abstenerse de comercializar productos israelíes, los y las comerciantes evitan ser cómplices de la vulneración del derecho internacional y del engaño a los consumidores y consumidoras. Para ayudarte a conocer los productos y marcas a evitar, puedes consultar http://www.boicotisrael.net/productos.

Con el sello Espacio Libre de Apartheid Israelí, nos solidarizamos con el pueblo palestino de una forma que vaya más allá de la caridad y de los parches humanitarios. Vamos a la raíz del problema y participamos en un movimiento global de defensa de los derechos humanos del pueblo palestino, que presiona a Israel para que respete la legalidad internacional mediante el boicot de los productos israelíes y la denuncia de sus políticas de apartheid.

Las tiendas o espacios que se declaran Espacio Libre de Apartheid Israelí deberán:

  1. Adherirse formalmente a la campaña, informando a la RESCOP de sus datos para poder ser incluidas, si lo desean, en un directorio de Espacios libres de Apartheid Israelí.
  2. Difundir la campaña entre sus consumidores/as colocando de forma visible, una pegatina identificativa del sello, en la tienda o local.
  3. Abstenerse de comprar y vender productos procedentes de Israel o de las colonias israelíes construidas ilegalmente en territorio palestino.

Una vez adheridos a la campaña, podrán utilizar el sello para demostrar su compromiso con el respeto de los derechos humanos, la igualdad entre los seres humanos y la autodeterminación de los pueblos. Para conseguir el sello, escríbenos a causapalestina@gmail.com o boicotisraelbds@gmail.com.

NOTA INFORMATIVA REPRODUCIDA DE LA CAMPAÑA DE https://boicotisrael.net/elai/

Gracias una vez más por vuestra ayuda a nuestras productoras y productores cántabros, sin vuestros pedidos no habría sido posible. Deseamos que lo disfrutéis tanto como nosotr@s.

Sigamos apoyando al mundo rural y también al comercio local.